Ejercicios telegrafía, código morse, escucha y repite transmitiendo


Morse Code Head Copy

Con este ejercicio podemos combinar recepción y transmisión de código morse en la forma de recibir a oído, mentalmente, textos aleatorios y contestar repitiéndolos en la transmisión a modo de "diálogo". Los textos pueden incluir palabras en lenguaje claro en español e inglés, a veces recortadas para añadir dificultad, abreviaturas, señales de procedimiento, números e indicativos (callsigns).

Está especialmente pensado para utilizarlo con manipulador externo (ver formas de conectarlo) ocultando textos mostrar/ocultar recibidos y/o emitidos y copiando/recibiendo a oído (modo "sin ayudas"). Aunque más difícil, es la forma más efectiva de ejercitar para niveles medios a fin de adquirir destreza, algo complicada para principiantes que pueden empezar usando pocos caracteres y velocidades bajas. También podemos usar el teclado, ratón o mouse o, en dispositivos táctiles, pulsando en el recuadro sensible.

Además del modo principal puedes elegir entre otros cuatro con diferentes opciones:

Sea cual sea la elección puedes ajustar el número máximo de caracteres recibidos en cualquier momento (4 por defecto). Opcionalmente puedes tomar notas apuntando en papel en el caso de textos largos pero es preferible esforzarnos en decodificar mentalmente.

Máx núm caracteres: Desliza el cursor para elegir el número máximo de caracteres recibidos en el siguiente texto (una o varias palabras). Ñ: incluir o no letras eñes en los textos (si se desactiva se reemplazarán por enes). MODO: Elegir un modo de entrenamiento. RE/INICIAR: Comenzar ejercicio, reiniciarlo o generar un nuevo texto. repetir Volver a escuchar el último texto generado. mostrar/ocultar Mostrar / ocultar textos recibidos y/o emitidos. parar Detener sonido. escuchar/silenciar Escuchar / silenciar los nuevos sonidos recibidos. añadir ruido Añadir / quitar ruido a los sonidos que siguen. Manipulación / Velocidad / Tono aleatorios: marcando esta casilla los parámetros cambian aleatoriamente entre textos. Velocidad automática: marcando esta casilla los textos se emitirán aproximadamente a la misma velocidad que la nuestra.
Volumen:
50 %
Velocidad:
20 ppm
Tono:
700 Hz
Manipulación:
TEST
Máximo: 4 caracteres

ayuda
repetir mostrar/ocultar
parar escuchar/silenciar
Manipula sobre este recuadro. Teclas [→] [enter] o llave externa
QRQ QRS Borrar Mostrar / ocultar decodificación Velocidad: 14 ppm ~
Tono:    600 Hz      Onda:   Senoidal Cuadrada Sierra Triangular
ACTIVAR AUDIO   teclas manipulador ayuda Volumen: 

Aunque puedas elegir la que quieras, la velocidad de recepción por defecto en el ejercicio cada vez que cargas la página es de 20 ppm porque aunque parezca contradictorio, resulta más sencillo traducir mentalmente a velocidades altas cuando ejercitemos en el modo "sin ayudas". Ello es debido a la dificultad que entraña en los inicios retener muchos caracteres en memoria para luego formar palabras. Podemos traducir bien (decodificar), pero olvidarnos, a veces casi de inmediato, lo que acabamos de escuchar, hasta que con la práctica logramos retener y memorizar cada vez más caracteres, con menos esfuerzo, subconscientemente.

Cuando hablamos de "copia a oído", "copia mental, de cabeza, sin anotar", etc., al escuchar morse, estamos hablando de un proceso similar al de conversar normalmente con alguien. No apuntamos lo que nos va diciendo nuestro interlocutor (a no ser que queramos anotar algo concreto), simplemente escuchamos y entendemos lo que nos dice, porque hablamos en el mismo idioma y todo el proceso es totalmente subconsciente.

Cuando pasamos de escuchar morse y anotarlo a comprenderlo directamente tenemos que pasar previamente por un entrenamiento que esté probado y que funcione (por ejemplo el de la "pizarra mental") hasta que con la práctica se haga automático, inconsciente, y con el que empecemos a entender sílabas, luego palabras, frases y por último párrafos enteros.

Lo esencial es centrarse exclusivamente en el sonido dejando todo lo demás en segundo plano y, sobre la marcha, decodificar y tratar de "almacenar" ordenadamente los caracteres, tal y como llegan, en nuestra mente a modo de "pizarra" hasta formar las palabras y los textos. En este punto la dificultad que encontraremos al principio es que aunque reconozcamos bien los caracteres escuchados, una vez guardados secuencialmente en nuestra memoria para formar los textos, rápidamente se pierden, se olvidan mientras seguimos recibiendo el resto y no seremos capaces de entender lo habíamos recibido. Lógicamente al principio es de sentido común empezar con textos de un máximo de 2 a 4 caracteres, pero para progresar es importante subir y acostumbrar nuestra mente al esfuerzo.

Al igual que con el ejercicio Copia a oído, no hay soluciones mágicas ni trucos, solo con la práctica contínua del ejercicio, de la escucha, de la constancia y del esfuerzo, la retención de caracteres en nuestra mente irá aumentando progresivamente, perderemos cada vez menos y el proceso se hará más automático y subconsciente hasta que llegará un momento en que aparecerán incluso palabras y conceptos casi instantáneamente en nuestra mente mediante el reconocimiento no ya de caracteres sino de sílabas y palabras enteras y sin ni siquiera pensar visualmente en letras, números o signos.


Consejos para el entrenamiento en el morse


Oscilador oscilador - decodificador CW decodificador para prácticas

subir bajar

Copiar URL
Privacidad - Contacto
subir